Sala de prensa

Mensaje del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en el marco de la Instalación de la Mesa de Seguridad y Justicia del municipio de Apatzingán, Michoacán

Discurso

Apatzingán, Mich., 31/03/2015

Muchas gracias. Les vuelvo a saludar a todas y a todos ustedes, con respeto y con afecto, pero sobre todo con el gran reconocimiento a las mujeres y hombres valientes de este estado de Michoacán y, particularmente, de Apatzingán.
He escuchado con mucha atención cada una de las intervenciones, y trataba de buscar la explicación a cada una de sus palabras. Y la explicación es muy fácil: fueron años de tormento, de abusos, de todo un número de las acciones que la delincuencia organizada o algunos grupos, sujetándose a esa delincuencia organizada, cometieron con toda la sociedad de Apatzingán y con el estado de Michoacán.
Por eso, quisiera y voy a iniciar, a hacer una reflexión respecto en dónde estamos parados hoy y de dónde venimos, porque luego la memoria nos es corta y luego pareciera que no recordamos el día de ayer, o no recordamos el de hace un año, o no recordamos los últimos 10 años, durante los cuales se extendió el poderío, la acción, manipulación, intervención, infiltración del crimen organizado dentro del gobierno y dentro de la sociedad.
Porque un caso especial es Michoacán, en el que no solamente buscó el crimen entrar o penetrar en las autoridades, sino dentro de las propias organizaciones de la sociedad civil. Así me lo encontré, así lo vi y así lo viví.
Cuando me reunía con unos o con otros que tenían que hablar muy quedito, que prácticamente salíamos de una reunión en la que no había medios, pero de todos modos había una total desconfianza entre unos y otros, de la propia sociedad, y que tenían unos que ir y los recibí, que ir a la Ciudad de México para poderme explicar sus propias circunstancias adversas por las que estaban pasando.
Alguna vez expliqué por qué fue el último estado al que se entró en Michoacán, por qué venían exigencias de la sociedad civil desde allá, desde la Ciudad de México y por qué no entrábamos aquí.
Porque no queríamos llegar a una estrategia fallida, como las que se vivieron, sin tener exactamente con precisión, todo lo que estaba sucediendo, y una estrategia general, completa, integral para el estado de Michoacán.
Por eso es que llegamos a enero, llegamos a enero en el que vino el señor Presidente y planteó todas las acciones que habríamos de hacer, cómo recuperar el territorio para Michoacán.
Y lo primero que hicimos fue intervenir las carreteras. Seguramente ustedes lo recuerdan. Carreteras de toda esta Tierra Caliente, en el que el tránsito, ni siquiera ese mandato constitucional que es un derecho de todos, lo podía hacer la población.
Era un volado salir a las carreteras, como ir a la escuela o como ir al empleo, y estábamos además rodeados de una campaña mediática, y aquí refiero a lo que he tratado de aprender tu nombre, Adilen, en el que se veían una y otra vez spots en donde se hacía efectivamente aspiracional el poder ser a esa persona que habían detenido, rodeada de armas, de recursos y de una historia completa, llena de acciones en contra de la población.
Eso fue lo primero de las acciones que tuvo este Gobierno Federal cuando llegamos hace dos años cuatro meses, quitar esos spots o esa presentación, que dejaban de ser delincuentes y parecían héroes, que se nos hacían comunes, todos hablábamos de ellos o los niños jugaban a ser ellos.
Y cuando hice esta acción por instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto, lo que se me dijo es: están queriendo ocultar la información en materia de seguridad. Y les dije y les contesté: queremos transparentar aún más el tema de la información en materia de seguridad.
Y desde allá, desde México, hemos venido construyendo, la posibilidad de una información más clara, pero no solo desde el gobierno.
Porque decía Orlando, el gobierno busca legitimidad. Yo quiero decirles que este gobierno busca resultados, y los resultados se construyen con la sociedad, alejado de los discursos, de los buenos deseos, pero muy cerca de los resultados. Y ha sido bien complejo, pero estamos avanzando.
Hoy, las cifras, más, menos, pero han ido a la baja de manera muy importante a nivel nacional, y ahorita hablaré de Michoacán, pero siempre parecía que la discusión era ver a quién le creían más.
Y entonces lo que hemos venido haciendo con las organizaciones a nivel federal, es construir observatorios únicos en el que todos estemos de acuerdo en lo que se dice.
Si es un número de secuestros, es que no se tiene ahí la lista de los que atiende la PGR o la Policía Federal. Vamos a meterlos, vamos a hacer todo el proceso para que todo esto pueda suceder. Hoy está pasando.
Que los homicidios, que no se deben separar los que tienen que ver con la delincuencia organizada. Está bien. Quiero decirles que en este marco de los homicidios que tienen vínculo con la delincuencia organizada, hemos bajado casi un 34 por ciento.
Pero nos dicen, no, a nivel internacional se miden como homicidios dolosos. Está bien. Eso nos lleva a una reducción ya reconocida en el que estamos en 19 por cada 100 mil, llegamos en 22 por cada 100 mil, y esperamos que INEGI, en base a la información que tenemos, ellos puedan decir que estamos en 16.5, o 17 por cada 100 mil muertes dolosas, en dos años, seis puntos.
Déjenme decirles qué significa. Que muchas zonas donde se enfrentaban todos los días en La Laguna, en Torreón o Coahuila, ha dejado de suceder.
Que muchos enfrentamientos en Nuevo León, Chihuahua, Veracruz, San Luis Potosí, Zacatecas, han dejado de suceder, y esos enfrentamientos llevaban tras de sí, muchas víctimas de la sociedad civil, muchos.
Les pongo más cerca el ejemplo, Colombia lleva 40 años enfrentando a la delincuencia organizada, ellos tienen 37 por cada 100 mil. Panamá tiene 25 por cada 100 mil.
Ciudades de Estados Unidos, tengo por lo menos 25, que están superiores a cualquier estado de nuestro país.
Hemos avanzando de una manera muy importante y muy significativa. Hemos regresado a tener la posibilidad de salir a las calles, a los parques, a los cines, a abrir comercios, aquí en Michoacán y en muchas partes donde esto no sucedía.
Paso a paso, con una total colaboración y coordinación con las instancias estatales. El camino sigue y la acción seguirá, tengan la plena confianza y seguridad.
Y me vengo para Michoacán, donde entonces con quién sentarnos, con qué autoridad. Mi primera reunión fue con todos los alcaldes y les pedí que de manera privada me pudieran decir si alguno de ellos tenía presión, vínculo o participación para poder atender su tema. Uno solo no se paró.
Y, entonces, investigando uno a uno, es como hemos venido deteniendo a quienes han decidido estar en el otro lado, en el lado de los delincuentes.
Y lo hice así con la autoridad estatal, con toda claridad, y con los funcionarios del Gobierno Federal y estatal.
Y hemos actuado con toda pulcritud y cumpliendo un compromiso que creo que hoy se valora más que nunca y aquí en Michoacán aún más: en no vincular el tema de la seguridad, con el tema político. Basta ya.
Basta ya de estar generando posibles delincuentes sin elementos y sin argumentos. Pero basta ya también de dejar pasar a aquellos que teniendo todos los elementos siguen en una acción gubernamental, en un encargo.
Hemos detenido de diferentes partidos políticos, ya ni siquiera lo menciono, porque lo hemos acreditado.
Lo manifesté y lo quiero reiterar, ningún otro “michoacanazo”, ninguna otra acción para inculpar con o sin razón, pero sin pruebas.
Estamos en un Estado de Derecho y tenemos que actuar bajo este régimen y bajo esta circunstancia.
¿De dónde proviene la información? Sí, de los sistemas de inteligencia. Pero también proviene de la confianza de la ciudadanía en podernos dotar de la información respectiva.
Pongo el ejemplo de Tamaulipas, que de ser el lugar 27 en denuncia, hoy está prácticamente en el tercer lugar, y aún tenemos dificultades serias en Tamaulipas.
Pero saben que toda denuncia la seguimos, la perseguimos y actuamos contra quien se señala. Michoacán tenemos que avanzar aún más en este tema.
El General Gurrola, quien coordina y coordina bien los esfuerzos de todas las instancias, federal, estatal y municipal, de seguridad, sé que tiene la instrucción del Secretario de la Defensa, de que a toda denuncia se haga una investigación puntual e inmediata, y tenemos que seguir.
A veces, y lo venía platicando en el camino con María Elena Morera, a veces llega uno a un lugar y me dicen: es que es el que está ahí, no hay duda. Sí, pero tampoco puedo detener si no tengo el respaldo legal para hacerlo, porque los procedimientos en este país, por eso tendremos que entrar en esto, otro sistema acusatorio y qué bueno que se tiene el interés en el estado y en Apatzingán, es que sea más rápido, que podamos actuar y evitar tragedias como la de Iguala, por el involucramiento de una autoridad.
Y no queremos que suceda aquí, por supuesto, pero necesitamos la participación y colaboración de toda la ciudadanía.
Michoacán, en un año está ya en el séptimo lugar de la tasa más baja de incidencia delictiva. Y les adelanto, esto no me tiene satisfecho, por supuesto, pero son cifras que hay que decir, hay que decir cómo estamos avanzando y de qué manera ha sido significativa la participación y la valentía de la ciudadanía.
Hoy estamos en Michoacán en el séptimo lugar, en solo un año, cuando estaba prácticamente en los últimos lugares, abajo de Guerrero.
Hoy solo están seis, pero en extorsión ha bajado un 22 por ciento; en secuestro un 57 por ciento.
Comparativo de enero y febrero del año pasado a enero y febrero de este año, con nuestras propias cifras, para no hacerlo con el 2012 o con el 2011 que fueron cifras impresionantes, solo con nosotros mismos, hemos bajado un 16 por ciento de incidencia delictiva; en homicidio doloso un menos 38 por ciento; en secuestro un menos 85 por ciento; en extorsión un menos 83 por ciento, y en robo de vehículo con violencia un menos 27 por ciento.
En Apatzingán los homicidios dolosos han bajado un 38 por ciento, y la extorsión un 55 por ciento.
Decía el Presbítero, es que ya no solo es el tema de la delincuencia –y le doy la razón- organizada. Y me da mucho gusto que lo diga, porque cuando vine la primera vez era solo la delincuencia organizada, ¿dónde? En todos lados, infiltrada por todos los lugares.
Hoy hay robos a casa-habitación o robos en carretera; hoy todavía tenemos que ver estos grupos que tenemos que revisar quiénes están del lado de la legalidad y quiénes no.
El General Gurrola tiene instrucciones precisas respecto a las acciones que se cometan por unos y por otros.
Y no vamos a doblar el empeño de regresar la tranquilidad y la seguridad, que déjenme decirlo, creo que ustedes lo ven no satisfechos. Pero llegar hace un año aquí mismo, a Apatzingán, salir de la Zona Militar y ver la primera tienda enfrente de la Zona Militar cerrada, la vulcanizadora, y todo el recorrido todos los comercios cerrados, un pueblo fantasma es lo que parecía Apatzingán.
Hoy, afortunadamente y por la valentía de ustedes y los cuerpos de seguridad, que si pueden señalar algunos, son algunos, pero no hagan los cuerpos de seguridad allá y los ciudadanos acá, no. Los militares son mexicanas y mexicanos, los de Marina son mexicanas y mexicanos, los de la Policía Federal son mexicanas y mexicanos, y pueden ser muchos de Michoacán o de Apatzingán, los de la policía estatal, los de la Procuraduría.
Hay que señalar a quien hace las cosas mal, pero no hay que separarlos, son parte de nuestro México, somos parte, todos, de nuestro México, con diferentes acciones y responsabilidades, pero somos parte de este gran país.
La diferencia es de los que queremos el bien de este país y los que queremos o quieren que les vaya mal a este país, o que estén del lado de los delincuentes.
Hoy, en esta instalación, a mí me da mucho gusto que estén presentes quienes nos acompañan, o quienes les acompañamos a ustedes, me da mucho gusto el esfuerzo en primer lugar de Francisco Javier Valle Morales, efectivamente platicamos, que sé su valentía y su esfuerzo por lograr este momento.
Y el acompañamiento estatal y federal, me refiero a Roberto Ramírez, con el que también he platicado, no sé, dos veces, tres veces en México, que ha tenido momentos de gran desesperación y siempre le pedí y siempre he pedido confianza, y siempre les he dicho que no vamos a fallar en el empeño de regresar la tranquilidad a Michoacán.
Me da mucho gusto también saludar a Orlando Camacho, que sé que es de los impulsores de estas mesas, ya hizo él, una, como yo, no tan breve explicación respecto a las acciones que se están haciendo en todo el país, conste que me involucré, Orlando, para no echártela a ti solito. Pero han hecho un gran esfuerzo y un gran trabajo.
Y la participación de María Elena Morera, que hace poco antes de un año, era de estas personas desesperadas hablándome una y otra vez, para que recibiera gente, para que recibiera personas, y en la que sé que tengo la confianza, que no se da de gratis, sino es a partir de resultados, pero que ha estado al pendiente también, tan al pendiente que como se dijo aquí al principio, espero que salga de un conflicto familiar por no estar el día de su cumpleaños allá y que le reconozco muchísimo que esté aquí, en la importancia que tiene esta mesa para todas y para todos.
Saludar que estén las autoridades, que esté el señor Gobernador. Un Gobernador, permítanme decirlo con sus palabras, serio, responsable y muy valiente para entrarle a este tema. Que tal vez entró sin conocerlo, y que hoy está encabezando también el esfuerzo.
Está aquí Monte Alejandro Rubido, que está viendo y coordinando todos los esfuerzos de la Policía Federal, junto con nuestro comisionado local, que estamos atendiendo mientras hacemos fortalezas locales, estamos atendiendo varios estados del país, desde la Policía Federal, que los estamos rotando, que los estamos cambiando, que los estamos cuidando también y premiando, quiero decírselos.
Están aquí unos comandantes Generales del Ejército Mexicano, de la Secretaría de Marina, a quienes les reconocemos todo el esfuerzo, y hoy coordinado por el General Gurrola, que vino de una región francamente compleja, en la que estamos avanzando, que es Tamaulipas, para venir a hacer todo su esfuerzo aquí en Michoacán, y que en solo dos meses ha ganado el reconocimiento de todas las corporaciones del gobierno del estado y de nosotros, y yo espero que también de los ciudadanos.
Están aquí delegados de diferentes instancias del Gobierno de la República.
Y déjenme aprovechar para presentar a Florentino Coalla, que se ha dicho como encargado, pero hoy lo presento oficialmente como el Delegado de Gobernación y Coordinación de todos los programas sociales del Gobierno de la República en el estado de Michoacán.
Tiene un gran encargo para que las cosas a las que se comprometió el Presidente para el desarrollo, que recordarán ustedes que dijo que no solamente era seguridad sino también desarrollo, se pueda hacer de la mejor manera.
Y Florentino ya está en el encargo. Quiero hoy, aquí en Apatzingán, decirles que está a sus órdenes, y lo hago de parte de él, y tenemos una gran confianza en que haga bien su trabajo.
Está Roberto Campa, que está haciendo programas muy importantes, y que comprometimos aquí en Michoacán meter más acciones preventivas que en cualquier otro estado de la República.
Aquí mismo, en Apatzingán, y me lo contaba con mucha emoción y se lo voy a pedir que lo platique y nada más hago mi último comentario, se los prometo, pero hubo muchas mujeres que quedaron solas después de estos 10 años complejos, solas o porque asesinaron a sus esposos, o porque se fueron incluso, o porque decidieron incluso estar en el otro bando; hijos, hijas, que también quedaron en el desamparo de estos 10 años de guerra.
Hoy hay un programa piloto que está a punto de convertirse en realidad y que lo vamos a llevar a otras zonas del país, y que junto con ello, te pediría de manera muy breve, pudieras decirlo, más programas preventivos que vamos a realizar aquí, Roberto, pero este que será el primero que se realice aquí en el estado de Michoacán.
Termino. Les agradezco su paciencia, pero creo que es un momento muy importante.
A diferencia de lo que se dijo, no creo que esta mesa inicie en la próxima sesión, ya inició cuando tuvieron la decisión y la voluntad de poder participar en ella.
Y estas mesas son espacios directos, sin intermediarios y sin restricciones, para dialogar con ciudadanos que representan la gran pluralidad de Apatzingán.
No como también se dijo aquí, se trata de resolver todo el día de hoy, sino de abrir este espacio de comunicación permanente, en el que podamos trabajar de manera conjunta.
Quiero someter a su consideración, por eso cuando se me dijo que en un año pudiéramos verlo, no sé si con mi presencia o no, pero permítanme hacer lo que se tiene que hacer y se necesitaría hacer en este país siempre, vamos a evaluarnos todos.
Después de sus mesas, después del resultado de la actuación, y saludo al señor presidente municipal, al Procurador, secretario de Seguridad, al señor secretario de Gobierno, y a todos los que somos parte de una responsabilidad federal o lo local, vamos a evaluarnos, y también vamos a evaluarlos a ustedes.
Nosotros tenemos que cumplir una obligación, una obligación respecto a nuestra responsabilidad, y queremos ser evaluados. Tomen acuerdos. Tomen acuerdos paso a paso, de manera firme.
Y les voy a comprometer algo que aquí se dijo y por supuesto que tienen toda la razón. Los funcionarios de cualquier índole, por mandato constitucional, me refiero electos o los que tenemos una responsabilidad por encargo de una autoridad, como es mi caso, todos nos tenemos que ir algún día, más tarde que temprano. Lo que no se deben de ir son las instituciones formadas y esta es una institución que hoy se está formando.
Señor gobernador, institucionalicemos estas mesas en cada uno de los municipios donde se va logrando. Que no vengan autoridades municipales, locales o federales a las ocurrencias, a querer cambiar, modificar lo que estoy seguro va a servir al pueblo.
Hagamos un decreto, es sugerencia, señor Gobernador, un decreto con las diputadas, con los diputados, que permita que estas mesas ya queden institucionalizadas y siempre funcionen.
Y un decreto que vaya más allá solamente de ese mandato, que tenga sanciones para quienes no cumplan con su responsabilidad.
Que nos obliguemos todos a que las cosas que cuestan trabajo se queden y funcionen y vayan hacia delante.
Decían sobre las elecciones, las elecciones no deben ser impedimento para seguir adelante. Todo lo contrario, las elecciones deben servir para el fortalecimiento de lo que se está haciendo.
Y, por cierto, si alguien tiene algún señalamiento respecto a algún candidato, estamos abiertos en este momento. Y si alguien no lo tiene y sobre el camino se equivoca, también estamos abiertos.
No vamos a doblar las manos respecto al seguimiento de la gente que tiene que ver con los delincuentes, sea autoridad o no lo sea.
Y, por último, no hay avances pequeños en materia de seguridad, lo dijo bien María Elena, no se doblan en el camino, cualquier avance va a ser un legado que van a dejar ustedes por un Apatzingán más seguro, por un Michoacán más tranquilo.
No hay pequeñas cosas, todo tiene un gran valor. El valor que ustedes le están poniendo para acercarse a su autoridad y la autoridad en responsabilidad de hacerles caso y entregarles resultados.
Aquí vino el Presidente Enrique Peña Nieto a comprometerse, les dijo que iba a cumplir, hemos avanzado de manera muy importante, y no va a dejar solo, ese es el mensaje del Presidente, no va a dejar solo a Michoacán durante todo su sexenio.

-Dirección General de Comunicación Social-
 

Ver más noticias


Última modificación:
Sabado 19 de diciembre de 2015 a las 17:04:25 por Prensa Prensa