Sala de prensa

Se realiza sobrevuelo al Volcán Popocatépetl

Boletín 251

México, D.F., 10/04/2015

La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, a través del Centro Nacional de Prevención de Desastres, informan a las autoridades de Protección Civil y a la población en general que el día de hoy personal del CENAPRED, con apoyo de la Policía Federal, realizó un sobrevuelo alrededor del volcán Popocatépetl,.

A lo largo del periodo eruptivo iniciado en 1994, se ha podido observar que los domos de lava emplazados en el cráter han sido posteriormente destruidos mediante erupciones explosivas, cuya magnitud ha estado en relación directa con el tamaño de los domos y su velocidad de emplazamiento. Por ello, ha sido muy importante realizar frecuentes vuelos de reconocimiento que permitan evaluar las dimensiones del domo y analizar su evolución.

Como resultado de estos vuelos, se ha podido seguir a detalle la evolución, crecimiento y destrucción de varios domos. En particular, durante el vuelo del 10 de abril se contó con condiciones meteorológicas adecuadas para hacer las observaciones pertinentes (Figura 1).

Entre el 23 de febrero y el 11 de marzo se presentaron numerosas explosiones que destruyeron el domo 55. Se pudo confirmar que la actividad presentada entre el 24 de marzo y el 4 de abril, en que se detectaron en total 12 horas de tremor y trenes de exhalaciones en diversos episodios, resultó en la formación del domo 56, el cual está rellenando el fondo del cráter interno.

A este domo se le calculó un diámetro de al menos 250 m (Figura 2) y un espesor de 30 m, por lo que la profundidad del cráter interno respecto del piso del cráter principal se ha mantenido en unos 60-80 m. El volumen del domo fue calculado en aproximadamente 1.47 millones de m3.

Un comparativo entre imágenes del vuelo anterior, realizado el 27 de febrero, y las imágenes del vuelo más reciente parecieran indicar que no ha habido cambios sustanciales en la morfología interna del cráter, ya que el domo 56 tiene casi las mismas dimensiones que el anterior (Figura 3).

Puede apreciarse que los bloques individuales, visibles en el piso del cráter principal en la imagen izquierda, siguen siendo visibles en la imagen derecha, lo que indica que no se han acumulado cantidades importantes de tefra. Sin embargo, una cresta de roca en la pared oriental del cráter interno (dentro del círculo en la imagen izquierda) desapareció antes del vuelo más reciente.

En la figura 4 puede apreciarse en detalle la superficie del domo 56. Se distinguen una serie de fracturas concéntricas y la porción central del domo se aprecia colapsada, lo que indica que, posterior a su emplazamiento, el domo ha sufrido una deflación considerable.

Hasta ahora, muchos de los domos de lava emplazados en el cráter han sido posteriormente destruidos mediante erupciones explosivas, cuya magnitud ha estado en relación directa con el tamaño de los domos y su velocidad de emplazamiento. Es probable que en los próximos días a semanas este domo sea destruido en una o varias explosiones de magnitudes similares a las presentadas a finales de febrero y principios de marzo de 2015. Por ello, es recomendable seguir realizando vuelos periódicos de reconocimiento del volcán, para detectar oportunamente el crecimiento futuro de este domo, así como mantener activos todos los demás sistemas de monitoreo.
 

-Dirección General de Comunicación Social-

Ver más noticias


Última modificación:
Sabado 19 de diciembre de 2015 a las 17:04:25 por Prensa Prensa