Sala de prensa

Conferencia de prensa del Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa

Conferencia

Colima, Col., 21/07/2015

Coordinador Luis Felipe Puente.-Muchas gracias a todos ustedes medios de comunicación, muy buenas tardes.

Antes que nada, quiero comentar a ustedes que el señor Gobernador acaba de encabezar una reunión muy importante sobre las determinaciones, los análisis las acciones a seguir en el tema del volcán que ha venido siendo atendido y monitoreado permanente por el gobierno del estado y acompañado en todo momento por el Gobierno Federal.

Quiero comentarles que el señor Gobernador Mariano Anguiano, ha pedido que cada uno de los integrantes de su gabinete y cada uno de los delegados federales, expongan las acciones que han venido desarrollando, así como, que en la parte científica la Universidad de Colima, el Centro Nacional de Prevención de Desastres, determinen las acciones que ha tenido el volcán en días pasados y los análisis que permitan determinar qué sigue en el trabajo de monitoreo y acciones de protocolo de parte del gobierno del estado y, obviamente, con el apoyo, como lo acabo de decir, del Gobierno Federal.

El señor Secretario de Gobernación desde el primer día nos instruyó para que una comisión de la Secretaría de Gobernación, de la Coordinación Nacional de Protección Civil, se trasladara a Colima, para acompañar en el ejercicio de las acciones de prevención al gobierno del estado.

De la misma manera, se trasladaron integrantes del Centro Nacional de Prevención de Desastres e integrantes de la Dirección General de Gestión del Riesgo, llámese las acciones que FONDEN tenía que analizar para determinar sus acciones también en el carácter preventivo y en el carácter de atención a la población.

Los informes que nos han dado las unidades del gobierno del estado, particularmente se basan en las acciones de atención a la población y, obviamente, en el momento en que fue necesario determinar por parte del señor Gobernador, las evacuaciones de carácter preventivo a la población, las notificaciones a través de los medios de comunicaciones de las acciones a seguir por parte del comité que se instaló para atender este caso, y adicionalmente los funcionarios del Gobierno Federal en todas sus áreas nos notificaron las acciones que dieron seguimiento a las actividades que tuvieron cada uno de ellos para determinar los valores de riesgo que pudiera tener la infraestructura, primero la población, para poder accionar sus protocolos internos junto con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina que estuvo presente.

Es indiscutible, y quiero hacer aquí una repetición de los comentarios que hice en la reunión de trabajo, primero, que hemos visitado casi todos los estados del país en momentos, llamemos de crisis por vulnerabilidad, ya sea por un problema de sismo, ya sea por el tornado que tuvimos en Acuña, ya sea por Ingrid y Manuel cuando afectó las costas de Guerrero particularmente, pero afectó casi 29 estados del país.

Cuando tuvimos la situación que se presentó en Baja California con Odile, un huracán de categoría tres, con grandes afectaciones a la infraestructura, pero que de alguna manera el reconocimiento que a nombre del Secretario de Gobernación vine a hacer es, que el ente coordinador que se determinó aquí para efectuar todos los sistemas de atención a la población, encabezados por el Gobernador del estado y, obviamente, por la Unidad de Protección Civil del estado, caminaron de la mano con un protocolo perfectamente bien estructurado.

Quiero decirles a ustedes que el primer estado de la República, después de 1985, que tuvo un Sistema de Protección Civil, fue el estado de Colima.

El primer lugar donde se hicieron los primeros protocolos de evacuación de las escuelas con los niños frente a la posibilidad de un sismo analizado en el tiempo de la historia, fue el estado de Colima y que a través de su historia el estado ha venido transmitiendo una cultura a la ciudadanía que permite que la gente que vive a las orillas del volcán, que la gente que vive al lado del volcán, entienda la importancia que tiene entender el comportamiento del mismo.

Siempre hemos venido diciendo que frente a la vulnerabilidad en todo sentidos que tiene la población mexicana, lo más importante es la parte de la prevención, salvaguardar una vida es el ente más importante que determina las acciones del Sistema Nacional de Protección Civil.

Quiero comentarles a ustedes, compañeros de los medios de comunicación, que el Gobernador, junto con todos los secretarios del Gabinete y los demás gobernadores, tomaron protesta como integrantes del Sistema Nacional de Protección Civil, y que el gobernador es la cabeza en este estado del Sistema Nacional de Protección Civil, integrado por nosotros para venir a ayudar como unidad federal en el servicio que hacemos.

Las acciones que se siguieron minuto a minuto fueron comunicadas a la Secretaría de Gobernación, a partir de las acciones, primero de monitoreo, después de acciones del propio volcán que determinó en su momento, en qué momento íbamos a ampliar el perímetro que permitiera que los de La Yerbabuena, que son los más cercanos empezaran a desplazarse y, posteriormente, hasta los 12 kilómetros que se tuvieron en un momento dado.

El desplazamiento de los lajares y la actividad del volcán habla de miles de toneladas material que se sigue desplazando momento a momento con casi 150 metros diarios de desplazamiento y que el cuerpo del volcán en la determinación que hacen los científicos ha cambiado su estructura.

Es la primera vez desde 1913, que tiene una deformación el cuerpo, el edificio del volcán, y que hoy, por instrucciones del señor Gobernador y que actuaremos de la mano con el gobierno del estado, se tiene que hacer un nuevo mapa de riesgos.

La Universidad de Colima y el Centro Nacional de Prevención de Desastres, tenían hasta hace unos días un mapa de riesgos para determinar cuáles eran las poblaciones que podrían ser afectadas por una actividad del volcán.

Si el volcán hoy tuviera otra actividad similar a la que tuvo, el comportamiento de los lajares serían totalmente diferente, porque lajares que tenían más de 25 metros de profundidad, hoy cambiaron, se deformaron, hoy tienen superficies diferentes.

¿Qué nos corresponde hacer a las autoridades? Dar un seguimiento puntual, número uno, ya no solamente al monitoreo sísmico, al monitoreo de temperatura del volcán, al monitoreo de sus actividades, sino adicionalmente diseñar un nuevo mapa de riesgos.

Y que, quiero comentar a ustedes, que el señor Gobernador acaba de solicitar la participación activa de la autoridad federal para que conjuntamente con el Centro Nacional de Prevención de Desastres y la Dirección General de Protección Civil, se determine conjuntamente con el estado, a partir de la Unidad de Protección Civil y la Universidad de Colima, un nuevo mapa de riesgos, obviamente haciendo las visitas y las mediciones en cuanto el volcán lo permita.

Hoy la población -y ese es un acuerdo que se tomó junto con el Gobernador- puede iniciar actividades de carácter normal en sus poblaciones.

Quienes están en alerta permanente, a partir de la reunión de hoy en la mañana, son las autoridades: las autoridades estatales y las autoridades del Gobierno Federal, del Sistema Nacional de Protección Civil, en alerta permanente para determinar, número uno, el comportamiento y monitoreo del volcán.

Quiero comentarles a ustedes, que a solicitud del Gobernador, la Coordinación Nacional de Protección Civil solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores, que se comunicara con el Servicio Sismológico de los Estados Unidos.

Y en una petición que hizo el Centro Nacional de Prevención de Desastres, ha aprobado el Gobierno de los Estados Unidos, a través del organismos sísmico de los Estados Unidos y a través de la MEXID en México, trasladar cuatro importantes equipos que ya fueron aprobados, que ya están empacados en los Estados Unidos, para hacer un nuevo monitoreo, un monitoreo adicional del que se tiene, para incrementar la capacidad del monitoreo que el volcán de Colima tiene.

Coordinado desde el Centro Nacional de Prevención de Desastres, con la Universidad de Colima, que nos permita que los equipos que se deterioraron o se afectaron, sismógrafos, por esta actividad del volcán y que ya se perdieron, que fueron dos muy importantes, ahora se van a suplir con cuatro nuevos, que permita estar permanentemente monitoreando la actividad interna del volcán.

Estos sismógrafos nos permiten minuto a minuto analizar el comportamiento interno del volcán.

La visual nos permite analizar el comportamiento que tiene el volcán y que todos observamos.

Pero adicionalmente, los vulcanólogos, los científicos de la Universidad y los científicos del Centro Nacional, van a estar revisando cuáles serán las acciones a seguir, de parte de ellos, para que nos informen qué viene hacia adelante.

¿Qué sucede cuando un volcán va a tener este tipo de actividad como la que tuvo? Hay precursores, hay precursores que empezaron el primero de julio, y se analizó en la gráfica cómo a partir del primero de julio poco a poco y lentamente fue cambiando su comportamiento hasta llegar a lo que tuvo a partir del día 6 y luego el día 8.

Estos precursores te permiten que desde un principio, como lo hicimos con el señor Gobernador, tuviésemos comunicación y permitiera que se fueran poco a poco instalando las acciones protocolarias que permitiera que la gente estuviera salvaguardada.

Al día de hoy, los sistema de salud han hecho su trabajo y está atendida la población. Los sistemas de alimentación en el resguardo de la población donde fue necesario en los albergues estuvieron atendidos, y el regreso a sus actividades normales, es lo más importante después de cualquier acción de esta naturaleza.

La población tiene que regresar a su vida diaria, a proteger sus bienes, a revisar su patrimonio, seguir adelante así. La población en este momento, no está en alerta por parte del gobierno, el gobierno está en alerta para atender las situaciones que surjan hacia adelante.

Otro de los temas importantes que debemos comentar en esta reunión, es el permanente monitoreo de los sistemas hidrometeorológicos, ¿por qué? Porque nosotros estamos en temporadas de lluvias, y si la lluvia sigue como estos días que ha estado lloviendo, posiblemente no pase a mayores.

Pero si tuviéramos un fenómeno natural hidrometeorológico que entrara a Colima, de grandes dimensiones, el comportamiento de los lajares hay que inmediatamente tomar acciones protocolarias que permitan nuevamente alguna evacuación, desplazamiento de la gente para que de alguna manera volvamos en la misma condición que tuvimos de resguardo de la población, que esto es lo más importante.

Entonces, por tal motivo les comento, primero, hicimos un reconocimiento a las actividades que ya se desarrollaron e invitamos a las autoridades a que mantengamos una coordinación permanente y que de alguna manera logremos que el alertamiento esté entre las unidades federales y estatales de Protección Civil y, obviamente, estar notificando a la autoridad estatal cuáles son las acciones que vienen hacia adelante en el caso de que hubiera un comportamiento nuevo o del volcán o de carácter hidrometeorológico.

El señor Gobernador nos ha pedido que analicemos junto con los geólogos, junto con Protección Civil, en qué momento se pueden hacer los estudios.

Comisión Federal de Electricidad hizo un magnífico estudio y análisis del riesgo de las torres de alta tensión por donde están cruzando la barranca, donde el lajar ya cruzó la totalidad de las torres y, obviamente, la notificación que nos dieron el día de hoy, es que ni siquiera cayéndose una de las torres o las torres de alta tensión, en el circuito que tienen ahí, se perdería el servicio, porque han preparado la respuesta inmediata en el caso de que esto sucediera.

Es decir, que se ha mantenido una vigilancia por parte de ellos, y nos garantiza que no se verá afectada la población en los servicios de energía eléctrica en el caso de una condicionante a riesgo.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes ha venido haciendo su trabajo de limpieza de caminos, también lo notificó.

SAGARÁ ha estado, conjuntamente con el estado y así lo hicieron Comunicaciones y Transportes, para determinar la limpieza, y luego la SAGARPA la atención al ganado que pudo haber sido afectado, que tenemos cuatro cabezas que se perdieron y que estas cuatro cabezas se está haciendo el ejercicio para poder apoyar a los propietarios de las mismas.

Lo que les puedo decir es que esta visita, simple y sencillamente es un resumen de la actividad hasta el día de hoy, que determina un nuevo periodo de trabajo de parte de las autoridades en beneficio de la población, y que la población por este momento puede estar tranquila.

Algo que para nosotros, visto desde el ámbito federal ha sido muy importante, la actividad de los medios de comunicación.

En todo momento los medios de comunicación se convirtieron en el vocero de las actividades a la población, y que de alguna manera tanto los medios de comunicación locales, como los medios de comunicación nacionales, tienen de parte de su servidor un reconocimiento, porque permanentemente estuvieron dando la nota de las acciones a seguir y lo que la población tenía que hacer.

Un volcán como en cualquier parte del mundo se convierte para unos en un riesgo y para otros en un atractivo.

El volcán en este momento puede ser un atractivo para visitar zonas que han sido modificadas por el comportamiento del volcán.

Yo les pediría amablemente, compañeros de los medios de comunicación, que por el momento notificaran a la población que no se haga turismo hacia el volcán.

Debemos tener las vialidades listas para que en el caso de una actividad de cualquier índole, y tomado una acción de protocolo pudiésemos hacer evacuaciones permanentes.

Pero adicionalmente hay algo muy importante que ustedes deben saber y que seguramente lo han vivido, la ceniza en la parte superior tiene una temperatura que se ha ido refrescando, pero 5 centímetros, 10 centímetros, 15 centímetros, 20 centímetros más abajo, la temperatura es muy alta, y podría haber accidentes en población que desconozca esto.

Por tal motivo la petición amable y respetuosa a ustedes, mis compañeros, digo mi brazo fuerte de la Protección Civil, es que recomendemos que no se haga turismo en estos días al volcán hasta que la autoridad estatal, a partir de las recomendaciones de Protección Civil, les determine en qué momento la población puede acercarse de una forma diferente a la que es la vida diaria de quienes habitan las poblaciones cercanas.

Pero que de otras zonas, mantengamos en este momento distancia hacia el volcán, porque sin conocer a fondo, puede haber algún accidente con algún niño, puede haber un accidente con alguna persona, que por falta de conocimiento trate de escarbar en la arena o meta, desafortunadamente, una mano, un pie, y se puedan tener quemaduras de alguna manera.

Entonces, está restringida a la población, que de alguna manera no es la que habita, porque la que habita conoce perfectamente y se ha estado platicando con ellos cuáles son las actividades que pueden tener para salvaguardar y cuidar sus bienes, sus casas y a su familia, sino que es la población que no conoce las características con las que se puede comportar el volcán.

Así es que, en resumen, es la población que habita en las localidades cercanas al volcán en este momento por el comportamiento que tiene y en el monitoreo que se hacen, pueden regresar a su vida normal, estando pendiente de ustedes, los medios de comunicación, y de nosotras las autoridades para cualquier cambio que se pudiera dar.

Y la autoridad permanece en alerta permanente, coordinando los esfuerzos tanto del gobierno del estado como del Gobierno Federal en favor de seguir analizando el comportamiento de este volcán.

Sesión de preguntas y respuestas.

Pregunta: Las comunidades de la Yerbabuena, ya quedó de manifiesto que están expuestas a un riesgo volcánico, también ahora se observa riesgo en Montitlán, y que en su momento se habló, ¿llegará a ser necesario en algún momento o bajo qué reglamentos o protocolos estarían viendo la posibilidad de evacuar de manera definitiva esas comunidades, existe esta posibilidad o no existe esta posibilidad?

Coordinador Luis Felipe Puente: Todos los volcanes en el país han tenido comportamiento eruptivos durante toda su historia, el propio volcán Popocatépetl, el propio Chapulín, donde está construido el Castillo de Chapultepec fue un volcán.

En Michoacán tenemos una impresionante actividad de volcanes y que de alguna manera han venido determinando a través de su historia comportamiento que deforman, modifican su edificio, su estructura, y que no hacen que la población se aleje.

Curiosamente platicando con las comunidades que viven a las orillas de los volcanes en este país, viven del volcán, porque uno de los elementos esenciales que determina las características en sus cosechas, son los minerales que aportan estas emisiones de ceniza que a través de los años determinan cosechas de alta calidad en varios frutos que recolectan de la misma.

Entonces el tomar la determinación de una evacuación definitiva, es un concierto con la propia población. La población vive ahí, porque vive cerca de algo que le es beneficioso para su vida o porque es su propiedad.

Hablar de una evacuación definitiva sería ante el riesgo primero de una evacuación de carácter temporal, y si esta fuese el caso, no de la Yerbabuena o no de la Quesería, de cualquiera de las poblaciones del país donde cambie la conformación definitiva y haya una destrucción, muchas veces, después de ello, la gente regresa, quizá años después pero regresa, por las características mismas que los llevó a vivir ahí.

En este momento lo que se determina son evacuaciones preventivas y temporales del comportamiento del volcán.

No hay de parte del Centro Nacional de Prevención de Desastres, tampoco de los protocolos de Protección Civil, la decisión en este momento de evacuación definitiva de ninguna de las poblaciones.

Uno de los temas importantes es la cultura de la propia población que habita cerca de los volcanes.

Les comentaría que cuando hemos tenido acciones del volcán Popocatépetl y hemos compartido la corresponsabilidad con la población, la propia población te dice aquí nací y aquí me quedo, porque vivo de él, vivo del volcán. Y parecía mentira pero esto es una gran realidad.

Cuando hablo de huracanes, pues qué bueno que llueve, porque vivimos del agua los seres humanos.

Lo que tenemos que hacer es modificar nuestra vida, nuestro comportamiento en función de la característica que nos hace vulnerables frente a estos fenómenos que son de carácter natural.

Entonces diría que en este momento no hay una decisión ni del gobierno del estado, ni de la Protección Civil, para hacer una evacuación definitiva de alguna población.

Quizá alguna de las personas que tenían una pequeña casa de descanso, alguna casa en una de las zonas de lajares donde las barrancas cambiaron su comportamiento, las vayan a dejar o las vayan a modificar con los años. Pero población como tal, en este momento, no hay una decisión del Gobierno Federal.

Tenemos que hacer un nuevo mapas de riesgos, que fue lo que les comenté al principio, y este mapa de riesgos va a determinar el comportamiento de los protocolos de las autoridades al respecto de su comunicación con la población.

Pero en este momento, por eso es que el propio gobierno del estado, en compañía de la responsabilidad que nosotros tenemos, hemos determinado que por el momento y dependiendo de las características de monitoreo, la población pueda regresar a sus poblados para hacer la limpieza de sus propios bienes, de sus casas, no modificar su comportamiento, pero sí estar pendientes de las autoridades.

Entonces, ante tu pregunta, te digo con todo respeto, en este momento no, y la propia cultura de los viejos que viven cerca de los volcanes nos ha ayudado a comprender la importancia que tiene por qué viven ahí.

Pregunta: Usted hablaba hace un momento de una deformación en la estructura del volcán, ¿cuál es la conclusión o la información que tienen de los posibles escenarios que pudiera haber? Tomando en cuenta, el gobierno del estado desde hace unos días se ha dado a la tarea de emitir un comunicado diario, en donde nos dicen que los niveles de la actividad han bajado, pero que no han regresado a los niveles normales hasta antes de este escenario que se había presentado.

Entonces ¿cuál es la información que tiene de los posibles escenarios para las próximas semanas o meses?


Coordinador Luis Felipe Puente: Los dos escenarios previstos en el análisis de los expertos vulcanólogos de la Universidad de Colima, de la Universidad de Jalisco y del Centro Nacional de Protección de Desastres, son dos escenarios.

El primero de ellos es que el volcán pueda ir bajando su actividad, como lo ha venido haciendo estos días y deje de tener una actividad como la que tuvo en el año de 1913, y como la que tuvo en este mes de julio del 2015, y posiblemente puedan pasar muchos años para que esto volviese a suceder.

La otra es que esta paz momentánea del volcán, solamente esté determinando una nueva actividad, que no podemos determinar el día y la hora, no la tenemos.

El volcán nos va a dar a través de su monitoreo los elementos que permita, precursores que permitan determinar acciones, o que vuelva a tener una erupción.

Una erupción como la que tuvo, no va a ser igual a la que tuvo en días pasados, porque los lajares por donde ya bajó material han cambiado su conformación.

Comentaba que había barrancas que tenían 25 metros de profundidad y que hoy no solamente están planas, sino que tienen material que incrementa el valor de su superficie.

Esto tienen dos condicionantes, la primera de ellas es que los flujos serían diferentes, por eso estamos diseñando un nuevo mapa de riesgos a partir de los momentos que puedan entrar los geólogos, la Protección Civil, la Universidad de Colima, los titulares de Protección Civil estatal y federal, para hacer el nuevo mapa de riesgos, dependiendo de la nueva conformación del volcán.

Y la otra, lo comentaba hace un momento, es monitorear permanentemente el tema de lluvias que nos haga que mientras llueva en las condiciones que ha llovido en estos días, bueno, no va a suceder gran cosa, pero el peso de los materiales que están expuestos en las barrancas, con un flujo fuerte de agua, puede traer una descendiente rápida de los mismos y eso hace que estemos nosotros las autoridades en alerta.

Entonces, el volcán como tal tiene un comportamiento que no ha llegado, como bien lo dice la Universidad de Colima, a la actividad que venía teniendo durante los últimos meses y años. Pero eso no significa que bajemos la guardia, al contrario, significa que pongamos los nuevos sistemas de monitoreo que vienen ya de los Estados Unidos y que se van a instalar lo más pronto posible, que sigamos revisando los monitores que tiene la Universidad de Colima y la Universidad de Jalisco, para determinar si el comportamiento sigue en descendiente, ir retirando la alerta que tienen las autoridades.

Pero si cambiase, así como lo hemos venido haciendo y como lo ha venido haciendo el gobierno del estado, inmediatamente notificaríamos a ustedes los boletines de prensa, del cambio de comportamiento, pero también el cambio de protocolos de acción frente a la población.

Pregunta: Preguntarle algo muy preciso, usted habla del sistema de monitoreo, que yo nada más recordaría que tiene la edad de doña Griselda Álvarez a la fecha, se ha ido renovando, quiero pensarlo, modernizando también, pero en esta ocasión ¿con cuántos sistemas nos dejó el total la erupción, y sobre todo, cuántos más son los que esa red habrá verdaderamente tener funcionando, que estén funcionando y que sepamos los colimenses que están funcionando y que efectivamente están monitoreando?

Coordinador Luis Felipe Puente: Quiero hacer nada más un recordatorio que comentaba el señor Gobernador en la reunión que tuvimos con todos, en el 2005, el Fondo Nacional de Desastres, el FONDEN, determinó una inversión, más o menos de cinco millones de pesos, no tendría el dato exacto, pero, 5.7 millones de pesos, en la cual se instalaron nuevos sistemas de monitoreo, 10 sismógrafos.

Los que afectó esta actividad del volcán fueron dos, que los destruyó totalmente, no contamos ya con ellos. Los que vienen en camino son cuatro, quiere decir, se recupera el monitoreo de estos dos y se incrementa por dos adicionales para decir que tenemos un monitor.

Estos del 2005 venían funcionando a la perfección, diría, y eso fue lo que significó que la Unidad de Protección Civil estatal, en permanente comunicación con la Universidad de Colima, tuviese elementos que le permitiera como precursores, determinar las acciones que empezamos a tomar desde el día primero de julio en el análisis que se estaba haciendo internamente.

Entonces estos 10 que se instalaron están activos, dos de ellos fueron destruidos por el volcán en este momento, y cuatro son los que vienen nuevos, a petición del Centro Nacional de Prevención de Desastres.

Y se va a hacer un estudio que pidió el señor Gobernador, para ver si se requiriera algo adicional para incrementar la capacidad de monitoreo.

Lo más importante aquí, que dijo el señor Gobernador y que lo quiero reiterar, es la convocatoria que hace el gobierno del estado para que exista una coordinación más amplia entre la Universidad de Jalisco, la Universidad de Colima y el Centro Nacional de Protección de Desastres y que cada uno le aporte el mejor conocimiento que tenga.

Obviamente el comité científico asesor del CENAPRED se pone a disposición del gobierno de estado en coordinación con la Universidad de Colima.

Pregunta: ¿Se han pagado ya esos sistemas?

Coordinador Luis Felipe Puente: ¿Los que vienen? Los que vienen les notifico que fue un trámite que hicimos a los Estados Unidos, que son donados por el Sistema Sismológico de los Estados Unidos, que ya están empacados y que vienen para instalarse y poder seguir el monitoreo, no se van a pagar.

Pregunta: Le pregunto dos, una ¿cuál es el riesgo real de la población, que se diga que es la más cercana a los lajares? Y la principal pregunta, está pidiendo que la población esté tranquila, pero también al principio de esta conferencia nos mencionó que a partir de hoy en esta reunión se declaran ustedes en alerta permanente, ¿cuál es el motivo?

Coordinador Luis Felipe Puente: La alerta permanente ya la traíamos desde que inició la actividad, lo que pasa es que no la bajamos, quiere decir, le bajamos el nivel de alertamiento a la población para que pudiera regresar a sus comunidades, y el acuerdo de la reunión de trabajo, es que las autoridades como lo hemos hecho en otras ocasiones, permanecemos en alerta permanente.

Quiere decir, no se suspende la comunicación entre nosotros, el monitoreo permanente; no se suspende la notificación interna entre las autoridades.

Para darles un ejemplo, cada vez que hay un sismo de 3.4, 3.9, en cualquier de las costas del Pacífico mexicano, entre las autoridades nos alertamos hasta en la posibilidad de un tsunami, nos enviamos un comunicado.

La propia Secretaría de Marina nos los envía, y nos dice: alerta, probabilidad de tsunami, solamente autoridades federales. Para que estemos en comunicación.

Este alertamiento no se le transmite a la población, pero nos activa para que estemos pendientes las horas siguientes al sismo, de que pudiera haber un momento del mar.

Lo que sucede es algo similar ahorita, no hacemos más que un alertamiento de parte de la autoridad federal como autoridad estatal, para que nos mantengamos en coordinación como lo hemos venido haciendo estos días.

Hasta antes del primero de julio, nuestra actividad era solamente cuando era necesaria una comunicación.

A partir del primero de julio inició una actividad permanente, inclusive la Coordinación Nacional de Protección Civil envió una misión al estado, luego llegó Ricardo de la Cruz y trabajamos de la mano.

En este momento quedamos en comunicación permanente, en alertamiento. Modificamos el atlas de riesgos, como ya lo dijo el señor Gobernador.

Hacemos un nuevo plan perimetral de riesgos, que va a determinarse, dependiendo de los estudios que hagan, que sería, está a 500 metros de la barranca que tiene mayor riesgo.

Quiero decir que mientras esa barranca no tenga lajares por lluvia o no tenga actividad el volcán, puede mantener a la población en actividad normal hasta el momento.

En el caso de que nosotros veamos en el monitor de un precursor que determine incremento en la actividad del volcán o una posibilidad hidrometeorológica que la CONAGUA nos determine que viene un fenómeno de mayor intensidad que solamente lluvias de la temporada, en ese momento activamos los protocolos de evacuación posible porque seguramente puede haber el desprendimiento de lajares.

Pregunta: (Inaudible)

Coordinador Luis Felipe Puente: Bueno, dice un dicho de los vulcanólogos, que los volcanes no tienen palabra, como los sismos, y los huracanes.

Un sismo de alta dimensión o una erupción de alta dimensión no es pronosticada geológicamente más que por la actividad que presenta en el momento del incremento mismo.

El volcán Popocatépetl, en los últimos 25 mil años, si no estoy equivocado, ha cambiado su conformación impresionantemente, si revisamos cómo era y cómo es hoy, pero eso determina que sepamos qué día va a tener una erupción de qué características, porque los volcanes, como dicen los científicos, no tienen palabra.

En una ocasión me preguntaba el Secretario de Gobernación, ¿cuándo puede haber un terremoto? Y los científicos me dicen, dentro de un segundo o dentro de mil años. No puede haber un pronóstico específico para determinar las características del mismo, ni tampoco su dimensión.

Lo que hace a la autoridad, es un monitoreo permanentemente de la actividad, y muchas veces Hawái nos ha ayudado con la temperatura de los volcanes, porque ellos tienen una capacidad de monitoreo que también mide la temperatura.

En este momento les podría decir que el monitoreo no es alarmante, por encima de lo que el volcán tuvo como actividad superior a 1913. Pero de 1913 a la fecha, la pasta determinó que solamente los niños de las escuelas se acostumbraron a ver la fumarola del volcán y en las noches posiblemente algunas emisiones, pero hoy nos despertó con una actividad diferente, y posiblemente no lo vuelva a hacer en los próximos 30 o 40 años o lo haga la semana entrante. Eso nos obliga a las autoridades a tener un monitoreo como lo hemos venido haciendo.

Intervención: Lo cierto es que dicen los investigadores que también un fenómeno del volcán en un segundo no puede, normalmente alguna serie de actividades que anteceden a un fenómeno, y esas son las que nos están informando para poder tomar decisiones con la población.

Por eso, el hecho de decir por la actividad que tiene ahorita el volcán, la población se baja el nivel de riesgo; se mantiene el nivel alto por la necesidad de estar monitoreando permanentemente el volcán.

Por ejemplo, tener una patrulla o un equipo en cada comunidad de parte de Protección Civil, que tenga comunicación. Eso no se cambia, eso sigue.

En caso de que hubiera algún incremento en la actividad, la idea es que haya esa comunicación.

Pregunta: Comentaban que los volcanes no tienen palabra, pero afortunadamente en este programa hay el sismograma de monitoreo constante y de calidad para estar checando la actividad del volcán.

Hace unos días comentaba un especialista, que sí es posible prever un fenómeno volcánico.

Coordinador Luis Felipe Puente: Sí, 100 por ciento.

Pregunta: ¿Entonces confirma la declaración de los especialistas, se puede prever un fenómeno volcánico con este monitoreo, con este trabajo de equipo que están haciendo entre CENAPRED y en este caso las secretarías estatales?

Y segunda pregunta, hablaban de la destrucción de equipo de monitoreo volcánico, y quisiéramos saber ¿qué fenómeno volcánico fue el que lo destruyó, si fueron flujos piroclásticos o fue lava o alguna caída de cenizas?

Coordinador Luis Felipe Puente: Empiezo al revés, lo que los destruyó fueron flujos, eso fue lo que los destruyó.

Lo segundo es, sí se puede prever por los precursores, quiere decir, cuando tú estás revisando, para que lo comprendamos comúnmente, un electrocardiograma, está revisando las pulsaciones de la persona y la fuerza, la presión arterial que tiene.

Cuando tú revisas los sistemas de monitoreo del volcán, estás revisando su comportamiento minuto a minuto, son líneas que van caminando cada 30 segundos, conforman un minuto, y así cada uno de los sismogramas lo va revisando minuto a minuto.

De repente el volcán, los volcanes tienen una actividad que desciende rápidamente, alguna actividad interna, algún sismo vulcanotectónico y lo revisas y vas determinando si se incrementa o se reduce.

Cuando ves que las líneas de expresión del sismograma empiezan a tener una constante, te dice que trae una actividad interna el volcán y que tienes que tomar una decisión.

Se consulta con los especialistas y se determina, hagan una evacuación preventiva. Se consulta con los titulares de Protección Civil, que también tienen una experiencia histórica en el comportamiento del volcán, sí, efectivamente estamos viendo que la boca del volcán, la apreciación que tenemos y lo que sentimos, es que el volcán tiene una actividad.

Por estos precursores te pueden determinar hacia horas adelante, minutos adelante, una actividad específica del volcán, no hablas de días, no hablas de semanas para determinar una actividad volcánica, eso te lo van determinando los momentos subsecuentes a la actividad que inicia, y cuando tú ves que el sismograma está permanente pero no está pasando nada afuera, está preparando una explosión, es decir, tiene una comprensión, y lo comparan los especialistas con una olla express, cuando está tapada se llena de presión y el escape puede ser muy fuerte.

Entonces no tiene, tiene un domo, está tapado, la válvula no está generando una presión y tienes una actividad muy fuerte en la parte interior.

Entonces lo puedes determinar por minutos, por horas, pero no puedes determinar dentro de cuatro días va a tener una actividad eruptiva superior. Más bien lo haces por los minutos que te quedan hacia adelante o las horas que te quedan hacia adelante, en el comportamiento del sismograma del volcán y es ahí cuando se toman decisiones.

Pregunta: ¿Se puede prevenir entonces a la sociedad, a la ciudadanía con horas de anticipación?

Coordinador Luis Felipe Puente: Sí, con horas de anticipación, antes de una actividad superior a la que está presentando.

Por eso es ahí cuando se toma la decisión, no evacuen a 12 kilómetros, si podemos evacuar porque va a tener, lo que nos está diciendo es que va a tener una actividad, pero a lo mejor es la primera parte.

Lo flujos de lava, como los han visto ustedes, avanzan a 150 metros por día, no es tan rápido, porque el peso hace que no sea tan rápido, no es una lava como la que vemos en las películas de Hawái, que es muy rápida porque los volcanes son muy bajitos, entonces la salida de lava parece como agua, como chorro de agua, no es el caso de nuestros volcanes que tienen otro tipo de comportamiento.

Pregunta: Dos preguntas, los equipos destruidos ¿en qué área se encontraban y qué tan importante era su función para la información que hacía llegar a Protección Civil?

La segunda es, nos hablan de que la seguridad depende de una barranca, que los protege en caso de una posible evacuación, las barrancas de Monte Grande dicen que captaron 11 millones de metros cúbicos, ¿qué proporción se necesitaría para llenar esa barranca y hablar de un riesgo inminente?

Coordinador Luis Felipe Puente: Ya la llenó, empiezo al revés, la barranca ya se llenó en su mayor parte, ya no tiene profundidad, por eso hablamos de un nuevo mapa de riesgos. El cuerpo interior de la barranca ya lo llenó. Hay que saber cuál es el objetivo de la pregunta.

Y los dos detectores que se destruyeron estaban en la cañada Monte Grande, y obviamente se comparten la información con los otros sismógrafos que se tienen.

Quiere decir, lo que hacen estos sismógrafos, te van determinando en la circunferencia del volcán su actividad misma, quiere decir, si no tienes este, tienes el que sigue y te está demostrando, si tu analizas uno por uno, casi todos tienen el mismo comportamiento, a lo mejor uno más cercano al centro de actividad que va a determinar un poco más.

Pero el contar con los otros equipos te hace saber que tienes monitoreo, quiere decir, no quedamos desprotegidos, hoy lo podemos estar revisando, hasta nosotros que tenemos el link en un Ipad, en un Iphone, no necesitamos estar en el centro operativo, estamos revisando el comportamiento permanentemente y estamos teniendo la información.

Entonces en este momento tenemos información, los sismólogos están determinando la actividad del volcán, por eso se determinó que la gente puede regresar a sus hogares porque estamos viendo ya un periodo más o menos similar al de días anteriores, es decir, más quieto, aunque no ha bajado totalmente, pero no es riesgo.
 

--Dirección General de Comunicación Social--

Ver más noticias


Última modificación:
Sabado 19 de diciembre de 2015 a las 17:04:25 por Prensa Prensa