Sala de prensa

Mensaje del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, durante la inauguración de la VII Asamblea Plenaria de la Conferencia Permanente de Congresos Locales (COPECOL)

Discurso

Puebla, Pue., 08/10/2015

Muchas gracias, muy buenas tardes a todas, a todos.
Permítanme, en primer lugar, saludar al señor Gobernador Rafael Moreno Valle, quien en días pasados platicamos vía telefónica, y me decía que si íbamos a estar presentes, y le dije que sí, y le dije que he tratado siempre de estar con las y los diputados locales, y él me dijo que estaba, y lo sigue, muy emocionado porque este evento se realizará aquí en Puebla.
Y no solo es emoción, sino actitud, porque sé que les han recibido bien, y sé que se va a hacer un gran, gran evento aquí en Puebla.
Muchas gracias, señor Gobernador, por todo el apoyo y por todo el respaldo.
Saludar a Judit Rincón Castro.
A Carlos Martínez, presidente de la Junta de Gobierno.
Al Magistrado Roberto Flores Toledano.
Al señor presidente municipal.
Saludo al señor senador de la República.
Saludo a los funcionarios federales y locales.
A las señoras y señores legisladores.
Y, por supuesto, a los representantes de los medios de comunicación.
Reitero el agradecimiento a su hospitalidad, a la calidez con que nos recibe el señor Gobernador.
Pero sobre todo, reconozco siempre, él habló del tema de seguridad, yo quiero hablar de un tema que es gobernabilidad.
Con el Gobernador hemos venido trabajando para que más allá de los asuntos locales, podamos construir en lo nacional, a través de los gobernadores, del Jefe de Gobierno, para que nuestro país camine por un mejor rumbo.
Un rumbo de entendimiento, un rumbo en el que se puedan encontrar diferentes ideologías, pero que no generen enconos ni enfrentamientos, sino todo lo contrario: unidad, trabajo, y lo que más quiere la gente, resultados. Gracias, señor Gobernador.
Permítanme saludar, pero sobre todo felicitar, lo dije en Zacatecas, lo he dicho en las otras entidades, en Cuernavaca, lo dije en Quintana Roo, quienes están al frente de este organismo, pareciera un asunto meramente político, y lo que les digo es que hacerlo es hacerlo por México con la convicción de que la unidad de los congresos locales ayudan a la unidad en nuestro país.
Y me consta que la diputada Judit del Rincón no solamente se ha esmerado en este evento, sino en muchas otras acciones que redundarán en beneficio de esta gran organización.
Por ello, le felicito su labor al frente de la COPECOL, diputada, en estos siete meses, y desde luego a su espléndido trabajo, al organizar esta Séptima Asamblea Plenaria. Muchas felicidades, diputada.
Me da gusto, mucho gusto ver caras conocidas, de legisladoras, legisladores con los que he coincidido por lo menos en cinco ocasiones.
Y también, tener la oportunidad de dialogar con las y los legisladores de todas las expresiones políticas, que fueron elegidos hace tan solo unos meses, y que a partir de hoy se suman a esta gran iniciativa que es la COPECOL.
Las y los felicito. Estoy seguro de que cada uno de ustedes se va dando cuenta de la gran capacidad que tiene esta Conferencia para construir en unidad, como lo he referido, la unidad.
Porque más allá de entidades federativas o de partidos políticos, en COPECOL, me queda claro, hay un solo propósito y ese propósito es México.
Les reitero mi agradecimiento por poder ser parte de esta reunión y porque, estoy seguro, van a tener conclusiones muy importantes para nuestro país.
Porque una democracia se consolida cuando da resultados.
Cuando servidores públicos y representantes populares damos muestra a la sociedad de que las instituciones sirven para mejorar su calidad de vida.
Para atender sus necesidades y responder a sus preocupaciones.
Al ocurrir todo ello, se incrementa la confianza, aumenta la participación por los cauces democráticos y las instituciones se fortalecen.
Por eso es tan importante que existan espacios como esta Conferencia Permanente.
Una Conferencia en la que se reflexiona sobre los temas más relevantes de la agenda nacional y se construyen soluciones comunes ante los retos compartidos.
Y una Conferencia en la que, además, se intercambian experiencias para aprender y servir mejor a la ciudadanía.
Por ello, para el Gobierno de la República, mantener un diálogo estrecho con ustedes va mucho más allá de cumplir con formalismos.
Estamos aquí, porque conocemos el gran potencial que tienen la unidad y la corresponsabilidad.
Estamos aquí, porque apostamos por una democracia plural, incluyente y de resultados.
Así lo hemos hecho estos tres años. Con ustedes de COPECOL; con los gobernadores en la CONAGO y con los alcaldes de todo el país en la CONAMM.
Somos una República Federal y eso significa que cada quien hace lo suyo, pero a la vez, todos compartimos una misma ruta.
Que cada orden de gobierno tiene sus competencias, y cada Poder tiene sus facultades, pero todos perseguimos un mismo objetivo.
Y como lo dije al inicio, ese objetivo es México.
Pero no me refiero a México en lo abstracto o en el idealismo de las palabras. Me refiero al México, a ese México de las personas; al de las familias que con nuestras decisiones, pueden mejorar sustancialmente su vida.
Por ello es tan importante que más allá de ideologías y de competencias, todos los que tenemos una responsabilidad pública, sumemos capacidades.
Para seguir, entre otras cosas, concretando cambios de fondo que México necesita.
Cambios que están permitiendo no sólo sortear los retos del momento, sino transformar de raíz las condiciones y las estructuras que los originan.
Y permítanme hoy, con ustedes, aprovechar para compartir tres temas prioritarios en los que debemos seguir trabajando juntos:
En primer lugar, el que se refiere a la transformación más grande que ha vivido el sistema de justicia penal de nuestro país en casi un siglo.
Una transformación de leyes, procesos y, sobre todo, de formas de entender y de aplicar la justicia.
En ella, todos, absolutamente todos, tenemos que ver: el Ejecutivo Federal, dando un apoyo decidido a las entidades para que realicen con éxito su implementación; el Congreso de la Unión, concretando la legislación pendiente, y la sociedad civil también haciendo su parte para capacitar y difundir.
No quisiera entrar en detalles, porque sé que estará mañana con ustedes la Doctora María de los Ángeles Fromow para ahondar en este tema, pero sí subrayo el papel fundamental que los congresos locales tienen en esta transición.
Particularmente en áreas donde existen mayores rezagos en la homologación legislativa, como las leyes en materia de sujetos protegidos, de administración de bienes asegurados o de extinción de dominio.
En estos tres años, el Gobierno de la República ha destinado, con el apoyo del Congreso de la Unión, más de siete mil millones de pesos a esta transformación.
Pero es fundamental que ustedes, legisladoras, legisladores, desde lo local, asignen también los recursos para que este objetivo pueda concretarse en cada entidad.
Tenemos una meta muy clara por cumplir: el 18 de junio del 2016. Y quedan escasos ocho meses en los que cada quien debe hacer lo que le corresponde.
No se vale en este tema apuntar el dedo y esconder la cara. Todos tenemos que trabajar y hacer cada quien lo que nos toca.
Que quede claro, no hay prórroga, es en junio de 2016. No puede haber dos justicias, una diferente en el sur y otra en el norte, o en el Golfo, o en el Pacífico. Tiene que ser una sola justicia la que se aplique en este país y de esa todos nos tenemos que encargar. Les pido hagan lo propio en cada una de sus entidades.
La segunda prioridad, igualmente importante, se refiere a la seguridad.
Un tema en el que hemos logrado algo que quizás ahora se da por hecho, pero que hace tres años no sucedía: la coordinación entre órdenes de gobierno.
Imaginen las oportunidades que significaban para la delincuencia cuando no había coordinación que las distintas autoridades no se comunicaran; que no compartieran información y que no se articulara la acción del Estado mexicano.
Hoy eso es diferente. Hoy nos une un mismo propósito, que es que las 32 entidades y las instituciones de seguridad federales impulsemos toda esta acción con decisión.
Por eso hay resultados. Porque estamos trabajando para reducir cada uno de los delitos, más allá de si son del orden federal o del fuero común.
El tema es la seguridad y el tema lo tenemos que atender todos. Por eso está regresando la tranquilidad a muchas calles, barrios y colonias de nuestro país. Porque hoy y no lo vamos a seguir permitiendo y no lo vamos hacer nunca en este gobierno, no vamos a politizar el tema de la seguridad.
Pero no podemos conformarnos con eso.
Hay que pasar de la colaboración que suma, a la integración que multiplica. Y de cerrar filas, a blindar a las instituciones.
Ese es el propósito de la iniciativa de reforma constitucional que envió el Presidente de la República al Senado en diciembre del año pasado.
Pasar de la coordinación eficaz que hemos alcanzado, a la coordinación eficaz y siempre oportuna.
De aprobarse, la iniciativa habrá de llegar legisladoras, legisladores a ustedes, a ustedes después de que estamos seguros que con modificaciones y con un acuerdo entre legisladores y el propio gobierno, se puede aprobar y llegará a ustedes como parte del Constituyente Permanente.
Por eso le he pedido al Comisionado Renato Sales que se encuentra aquí, que la analice con ustedes, que conozcan desde ahora esta iniciativa, que platiquen el día de mañana y que ustedes puedan preguntarle y cuestionarle todo lo que consideren, que les explique los puntos y comas y desde luego, que escuche, que escuche sus puntos de vista y les prometo y les aseguro que estos los voy hacer llegar al congreso federal, a las y los senadores, a las y los diputados federales.
Insisto, lo importante es que avancemos. Que no nos quedemos en lo que ya está, pero que es insuficiente. O en lo que funciona, pero podría mejor.
Y es nuestro deber seguir trabajando para que en todo el territorio nacional existan instituciones de seguridad cada vez más sólidas, profesionales y confiables.
No me queda duda de que si así lo hacemos, podremos acelerar los avances en seguridad de una manera sustantiva, sostenida en todo el país.
Además, corporaciones más confiables contribuirán a que la sociedad pueda ir cambiando la percepción que por años ha tenido, en materia de seguridad.
Y una tercera prioridad a la que me permito hacer referencia, son los derechos humanos.
Se trata de un tema en el que también, tenemos que avanzar de forma articulada.
En el que si bien, a las dependencias federales nos toca representar a México frente a organismos internacionales, los tres órdenes de gobierno tenemos una responsabilidad y una obligación.
Porque el Estado mexicano lo conformamos todos.
Y todos tenemos que asumir este compromiso, para que como lo ha dicho el Presidente de la República, México se consolide como una sociedad de derechos en cada rincón del territorio nacional.
Hay entidades en las que esto significa avanzar más en educación o en la cobertura universal de salud; en otras, hay que trabajar en migración, discriminación, o en el fortalecimiento de los derechos políticos.
Pero en todas, el compromiso debe ser uno: que nada ni nadie esté por encima de la dignidad humana.
Ustedes conocen de primera mano los retos de su entidad; y en cada una de ellas, es con unidad y cambios de fondo, como vamos a lograr superarlos.
Y tenemos que superarlos y lo vamos hacer pues México tiene la voluntad y la capacidad para resolver sus desafíos en materia de derechos humanos.
Y a problemas concretos, respuestas puntuales.
Resulta necesario promover y fortalecer los programas estatales de derechos humanos, para articular acciones y garantizar un enfoque transversal.
Muy en lo particular, hago hincapié en el tema de igualdad y violencia de género.
Este lunes tuve la oportunidad, como lo hago siempre de presidir esta junta, esta reunión del sistema para la erradicación de la violencia contra las mujeres, de reunirme con las titulares de los mecanismos para el adelanto de las mujeres de todo el país.
Y debe reconocerse que en algunas entidades, la legislación local tiene deudas pendientes que saldar en ambas materias.
Desde armonizar los ordenamientos jurídicos, hasta garantizar que los recursos destinados a la promoción y respeto a los derechos de las mujeres, sean debidamente etiquetados.
Mañana viene la licenciada Lorena Cruz, titular del organismo de mujeres y le he pedido también que con toda puntualidad pueda hablar con ustedes, hay que visibilizar nuestros problemas, nuestros retos y con ello erradicar la violencia contra las mujeres en todo el país.
Reitero, cada uno de estos puntos, como muchos otros que habrán de analizar en esta Asamblea, comienzan en las leyes que ustedes diseñan, debaten, reforman o derogan.
Pero cada uno también se refleja en mayores oportunidades, mejores condiciones de vida y en mexicanas y mexicanos que sin restricciones, puedan trazar su propio presente y futuro.
Señoras legisladoras, señores legisladores.
El Pacto Federal, como base del Estado mexicano, no se entendería sin el papel fundamental que tienen los congresos locales.
Es ahí donde cobra vida el principio de la representación popular y la soberanía de las entidades federativas.
Ahí, la sociedad tiene un vínculo cercano y directo con sus instituciones. Y la política se vuelve punto de encuentro entre la pluralidad y el entendimiento.
Ustedes, las y los legisladores, tienen la posibilidad de transformar las demandas de las personas en mejores leyes, en presupuestos bien orientados y, con ello, en acciones más eficaces.
No tengo duda de que en las treinta y dos entidades del país existen el talento y la vocación para ello. Hay que aprovecharlos, y sumar siempre a la ciudadanía, entre más se escucha a la ciudadanía mejor política hacemos en todos los rincones del país, para con ello convertirlo en buenos resultados
Sigamos avanzando juntos en cada uno de los temas que importan a la sociedad.
Sigamos haciendo una política que fortalezca a nuestra democracia y más importante aún, una política que sirva, que construya y que de resultados a las y los mexicanos.
Muchas gracias por su atención.
Si me permiten, en el honor que han decidido otorgarme para inaugurar, hacer la declaratoria inaugural, antes de hacerlo, quiero agradecer a la COPECOL el que se haya distinguido con esta medalla a un funcionario que, sí, está en la Secretaría de Gobernación, pero que es un gran funcionario que ha estado muy cerca de las y los legisladores y este reconocimiento, sin duda, es merecido. Gracias por la medalla a Felipe Solís Acero.
Hoy, 8 de octubre de 2015, declaro formalmente inaugurados los trabajos de la Séptima Asamblea Plenaria de la Conferencia Permanente de Congresos Locales. Me pide el Presidente de la República que sepan que hay todo el respaldo y todo el apoyo para su tarea y para su compromiso. Lo hace con la certeza de que los trabajos que se llevan a cabo, las experiencias que se compartan y los acuerdos a los que se lleguen, servirán para seguir construyendo un México de igualdad, de oportunidades y desarrollo.

-Dirección General de Comunicación Social- 

Ver más noticias


Última modificación:
Sabado 19 de diciembre de 2015 a las 17:04:25 por Prensa Prensa