Sala de prensa

Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad, durante el inicio del Plan Nacional de Capacitación para Policías en el Nuevo Sistema de Justicia Penal

Discurso

San Luis Potosí, S.L.P., 12/10/2015

Con su permiso, señor Secretario de Gobernación, Lic. Miguel Ángel Osorio Chong.

Dr. Juan Manuel Carrera López, Gobernador Constitucional del estado de San Luis Potosí.

Maestro Enrique Galindo Ceballos, Comisionado General de la Policía Federal.

Dra. María de los Ángeles Fromow Rangel, Secretaria Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal.

Diputada Josefina Salazar Báez, presidenta del Honorable Congreso del estado de San Luis Potosí.

Magistrado Luis Fernando Gerardo González, presidente del Supremo Tribunal del Consejo de la Judicatura del estado de San Luis Potosí.

Lic. Ricardo Gallardo Juárez, presidente municipal de San Luis.

Sra. Isabel Miranda de Wallace, presidenta de la asociación Alto al Secuestro.

General Brigadier Diplomado de Estado Mayor Germán Antonio Bautista, comandante de la Décimo Segunda Zona Militar.

Comisaria General Lic. Frida Martínez Zamora.

Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación, Lic. Jorge Márquez Montes.

General de Brigada Arturo Gutiérrez García, secretario de Seguridad Pública del estado.

Señoras y señores, compañeros Policías Federales que hoy nos acompañan.

Damos en principio la bienvenida a los más de 100 instructores certificados de SETEC, que durante tres semanas serán también alumnos de esta Academia Superior.

Muy buenas tardes tengan todas y todos ustedes.

Es un honor estar aquí en la Academia Superior de la Policía Federal, Alma Máter de los hombres y las mujeres dedicados a proteger y servir a la comunidad, para dar inicio al Plan Estratégico de Capacitación en materia de Justicia Penal y Capacidades Policiales Básicas.

Como lo ha señalado el Secretario de Gobernación, Lic. Miguel Ángel Osorio Chong, la reforma en materia de proceso penal es “la transformación más grande que ha vivido el sistema de justicia penal de nuestro país en casi un siglo; pues implica un cambio sustancial en cuanto a leyes, procesos y, sobre todo, en la forma de entender, de concebir la justicia”.

El objetivo de esta reforma es lograr, y así lo señaló el señor Presidente de la República, Lic. Enrique Peña Nieto, desde el inicio de su Administración, que el país tenga un Estado de Derecho sólido donde la ley se cumpla sin excepciones ni demoras, y que contemple: celeridad y transparencia en los procedimientos; oralidad y publicidad en las audiencias; investigación científica del delito y coordinación puntual entre el Agente del Ministerio Público y las policías; mecanismos alternos de solución de controversias, y la profesionalización de los operadores del Sistema de Justicia Penal.

Y es en este último punto, profesionalización de los operadores, en donde el nuevo papel de la policía deviene estratégico, fundamental.

La implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio es un proceso que implica un esfuerzo de coordinación sin precedentes entre los tres órdenes de gobierno.

Y ello se debe al cambio sustancial, radical, que tendrá la participación de los servidores públicos dedicados a la seguridad, a la investigación de los delitos.

El policía tendrá protagonismo, no sólo en los primeros momentos después de cometido un delito, sino también en la investigación, en los procesos ministeriales y en los procesos judiciales.

Así lo dice claramente ahora el artículo 21 Constitucional: la investigación de los delitos compete al Ministerio Público y a las policías.

Al ser la primera autoridad que conoce de la comisión de un hecho delictivo, el policía puede y debe comenzar el proceso de investigación con la realización de las diligencias urgentes, inmediatas, para evitar la pérdida de indicios que pudieran resultar determinantes para la investigación y para el proceso.

Asimismo, deberá ubicar y entrevistar a los testigos de los hechos. También recolectará y resguardará objetos relacionados con la investigación.

Y por ello, debe siempre seguir reglas, manuales, para el adecuado embalaje de dichos objetos, protocolos, e iniciar y continuar con la cadena de custodia de manera que se garantice la integridad de lo que se recolecta.

De un buen trabajo de preservación de la evidencia, del lugar donde se cometió el delito, depende el futuro de una investigación; de esos primeros momentos depende el futuro de un asunto.
De qué nos sirven o de qué nos pueden servir fiscales con sólidos argumentos, si el casquillo, indicio definitorio, está pisado. Mal preservar, mal custodiar, impide que se esclarezcan los hechos y, peor aún, impide que se detenga y sentencie a los responsables y puede provocar a que se sentencie a la persona equivocada.

Nuestro país no puede ni debe permitirse más esa variante terrible, la peor forma de la injusticia que es la impunidad.

Debo decir que el Diplomado que hoy comienza, se enmarca precisamente en lo que hemos señalado el Plan Estratégico de Capacitación en Materia de Justicia Penal y Competencias Policiales Básicas, según se acordó en la última Sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en agosto pasado.

El Plan tiene por finalidad desarrollar y replicar competencias y habilidades que requieren policías estatales, policías municipales, para enfrentar con éxito sus nuevas funciones, por supuesto, policías federales.

Para ese fin, hemos trabajado de manera conjunta con la Secretaría Técnica del Consejo de Coordinación para la Implementación del Sistema de Justicia Penal, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con Comisión Nacional de Seguridad, a fin de diseñar la estrategia que permita dar cumplimiento, en tiempo y forma, a la formación de los policías de nuestro país.

Como lo ha instruido el señor Secretario de Gobernación, la Policía Federal ha de aportar sus mejores instructores y todas sus capacidades para formar al mejor equipo de docentes policiales en el nuevo sistema de justicia.

Nuestro reto es contar con instituciones policiales capacitadas, eficaces, instruidas, cuyos integrantes estén conscientes de la importancia de trabajar con procedimientos homologados de actuación y de respetar, en todo momento, los derechos humanos, el debido proceso y la presunción de inocencia.

De eso, lo sabemos, depende la solidez y el futuro de nuestros casos.

Pero también queremos que nuestros policías se sientan orgullosos de serlo, que los policías de nuestro país sientan profundamente el orgullo de desempeñarse en esta difícil, en esta noble labor.

Como se ha reiterado, estamos ante una profunda transformación en la manera de concebir el funcionamiento de nuestras instituciones.

Compañeros Policías:

El único camino para arribar exitosamente al nuevo sistema de justicia es la capacitación y que cada uno realice el papel que le corresponde.

Tengo la certeza de que cada uno de ustedes, en tanto servidores públicos confiables, profesionales, contribuirán de manera decidida a lograr, en el marco del nuevo Sistema de Justicia Penal, el México en paz que todos queremos, que todos anhelamos que entre todos debemos construir.

Les deseo el mejor de los éxitos.

-Dirección General de Comunicación Social- 

Ver más noticias


Última modificación:
Sabado 19 de diciembre de 2015 a las 17:04:25 por Prensa Prensa